En la propuesta del GCBA debió contemplarse el amplio debate vigente sobre la protección patrimonial.

Ilustración: © Norberto Dorantes

Visualización

Elegí el método de visualización que te resulte más cómodo:

lunes, 18 de diciembre de 2017 | Comentarios Comentarios
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest Flipboard Facebook Messenger WhatsApp

En la propuesta del GCBA debió contemplarse el amplio debate vigente sobre la protección patrimonial.

La propuesta del CU excluye explícitamente el tratamiento o revisión de las Áreas de Protección Históricas (APH), las Áreas de Arquitectura especial (AE) y las Urbanizaciones determinadas (U). Esto significa dejar una parte sustantiva de la ciudad sin analizar que, en conjunto con el espacio público y las UP, constituye más del 50% de la superficie total de la ciudad.

El Artículo 24 de la Ley 2930 establece que el CU deberá considerar tanto las dimensiones ambientales, morfológicas y funcionales de la ciudad en su totalidad, como las particularidades de sus diversas zonas, barrios y sectores.

Esto incluye "los sectores, edificios, paisajes y otros elementos urbanos de valor patrimonial, mediante su caracterización, regulación y gestión en forma integrada con las propuestas territoriales e instrumentales", lo cual no ha sido abordado por la propuesta de CU, ya que no fueron incorporadas a la reflexión ni las Áreas de Protección Histórica (algunas de las cuales han quedado incluidas en Unidades de Sustentabilidad baja, y permitirán un tratamiento acorde a los actuales perfiles de los barrios) ni aquellos distritos caracterizados como Urbanizaciones Determinadas y Arquitectura Especial que ameriten medidas especiales de protección.

Seguir leyendo nota

Comentarios

¿Qué opinas de esta nota?

Notas Relacionadas

Descubrí otros artículos relacionados:

No es necesario hacer un nuevo código

Leonardo Kopiloff

Apuntes sobre el Código Morfológico

Demián Rotbart


Entender el Nuevo Código

Flora Manteola

Home / Revistas / #38 - Código Urbanístico / La protección patrimonial como materia pendiente