Los códigos dirigidos al ordenamiento urbano son instrumentos de ejecución de los planes territoriales. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, estos recursos normativos se encuentran desactualizados, ya no responden a demandas y expectativas de la ciudad actual y, además, le impiden el desempeño profesional de los estudios de arquitectura más pequeños.

Fotografía: © PFZ Arquitectos

Visualización

Elegí el método de visualización que te resulte más cómodo:

martes, 19 de diciembre de 2017 | Comentarios Comentarios
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest Flipboard Facebook Messenger WhatsApp

Un cambio de paradigma para todos los arquitectos

Los códigos dirigidos al ordenamiento urbano son instrumentos de ejecución de los planes territoriales. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, estos recursos normativos se encuentran desactualizados, ya no responden a demandas y expectativas de la ciudad actual y, además, le impiden el desempeño profesional de los estudios de arquitectura más pequeños.

En la Ciudad de Buenos Aires, el Código de Planeamiento Urbano vigente fue desarrollado en 1977 para instrumentar el Plan Director que fuera sancionado quince años antes. Este Plan se sustentó en los ideales del Movimiento Moderno y apelaba a: zonificar la ciudad según las actividades que en ella se desarrollan (zonning); sustentar dichas actividades en las conexiones viales tomando al automóvil particular como movilidad dominante; favorecer la renovación urbana mediante la sustitución edilicia y edificaciones de perímetro libre -comúnmente denominadas "torres"- como tipologías dominantes; desconociendo la ciudad real.


Seguir leyendo nota

Comentarios

¿Qué opinas de esta nota?

Notas Relacionadas

Descubrí otros artículos relacionados:

No es necesario hacer un nuevo código

Leonardo Kopiloff

Apuntes sobre el Código Morfológico

Demián Rotbart


Entender el Nuevo Código

Flora Manteola

Home / Revistas / #38 - Código Urbanístico / Por qué formular un nuevo Código Urbanístico