EJERCICIO PROFESIONAL / Arquitectura / Canasta del Profesional
Nueva herramienta para el Ejercicio Profesional.

Con esta encuesta el Consejo obtendrá información importante para elaborar el índice de precios CPAU, que servirá de referencia como evolución del costo de la canasta de consumo de un profesional en arquitectura, considerando tanto sus gastos personales como los relacionados a su actividad profesional.


› ¿Te interesa contar con un índice que permita la actualización de tus honorarios?

› ¿Cuáles son los costos de vida y profesionales de un arquitecto en la CABA?

› ¿Te importa contar con un réimen tributario específico para arquitectos?

 

El primer paso en este proceso es establecer cuáles son los costos reales en la vida, doméstica y profesional, de un arquitecto de la Ciudad de Buenos Aires. Contar con una canasta específica del consumo promedio de un profesional, y medir su valuación en el tiempo, permitirá contar con una referencia más precisa que si se utilizara cualquier otro índice de precios, que por sus características de construcción, distribución geográfica, etc., no resultaría tan exacto.

Actualmente para el cálculo de los topes del arancel (sugerido) del CPAU se toma el Índice del Costo de la Construcción (ICC), que publica INDEC, una vez establecido el tope se actualiza tomando el Índice del Consumidor (IPC), también publicado por el INDEC, valores que no reflejan el costo de vida de un profesional de la arquitectura.

En este contexto creemos necesario establecer otras pautas de ponderación y actualización de nuestro honorario, para ello estamos elaborando una encuesta, dirigida a los matriculados, con el fin de detectar y visibilizar desde los hábitos y patrones de consumo hasta los costos operativos, carga impositiva y demás variables, que nos permitan conformar una muestra representativa de la canasta de los costos de vida y profesional en la Ciudad de Buenos Aires.

El CPAU divulgará mensualmente la evolución de la valuación de la Canasta del Profesional en Arquitectura (CPA). La CPA evalúa la evolución del costo de una canasta de consumo representativa para un grupo familiar de un profesional en arquitectura, residente en la Ciudad de Buenos Aires.

Para la confección de la CPA se relevan precios que incluirán entre otros: obra social, colegio, turismo, transporte, combustible, alquileres, servicios, electrónica, etc. Sin dudas todos estos datos volcados a esta encuesta serán el gran aporte de los matriculados a esta construcción colectiva.

Una vez constituida esta canasta representativa del consumo y los costos de un profesional de la arquitectura (CPA), proponemos la construcción de un índice de actualización de los honorarios profesionales que permita medir su evolución en el tiempo. El mismo se calculará y comunicará con frecuencia mensual.

Se utilizará para el cálculo un índice cuya construcción permita la comparación con el período base, así como también variaciones entre los diferentes períodos (mensuales, trimestrales, anuales, etc.). El objetivo final es poder contar desde el CPAU con un índice, con toda la rigurosidad metodológica necesaria, para poder ser utilizado por los profesionales de la arquitectura al momento de necesitar una referencia válida en la negociación de sus honorarios profesionales, en un contexto inflacionario.

En una segunda instancia, la obtención de este índice, podría actuar como índice paritario de referencia para los empleados en organismos públicos y empresas o estudios privados. La metodología de construcción de nuestro índice contemplará las condiciones necesarias para que el mismo cuente con las características básicas que debe reflejar todo índice de este tipo: independencia profesional, objetividad, precisión, confiabilidad, coherencia, comparabilidad, claridad, transparencia, y relevancia. 

Una vez establecida la canasta básica y el índice de actualización de honorarios profesionales estaremos en condiciones de reflexionar y diseñar una propuesta de un régimen tributario específico para los profesionales de la arquitectura.

Un nuevo régimen que, en línea con la canasta representativa del consumo y los costos de un arquitecto en la Ciudad de Buenos Aires, permita introducir nuevas variables de regulación para la práctica profesional que hoy no son contempladas, sirvan como ejemplo: definir e incluir que costos de vida impactan sobre la práctica profesional, amortizar equipamiento e infraestructura, ponderar viáticos y movilidad, establecer un porcentaje de gastos de representación en proporción con el nivel de facturación, poder deducir gastos de actualización profesional, entre otros.

La idea sería proponer un marco tributario que en lugar de penalizar promueva el cumplimiento de las obligaciones impositivas, es decir que cumpla con una doble finalidad.

Un caso concreto podría ser la promoción de la compra de software legal, situación conflictiva si las hay en nuestra matrícula, a cambio de una deducción en el pago del impuesto a las ganancias, sirva este caso como un ejemplo de este abordaje que estamos imaginando.

El objetivo es producir nuevas herramientas que garanticen y promuevan un ejercicio profesional más justo, transparente y equitativo, para ello entendemos que la participación y el compromiso de todos los matriculados será clave para poder concretarlo.

Necesitamos que respondas esta encuesta para poder iniciar el diseño de estas nuevas herramientas. 

 

¡Tu colaboración es esencial para lograrlo!

 

RESPONDER ENCUESTA
Ver las noticias del CPAU Ver la agenda del CPAU Buscar un profesional